Gondomar invade una plaza para personas con discapacidad con maquinaria de obras

Un contenedor de recogida de escombros se sitúa sobre una de las dos plazas reservadas a personas con movilidad reducida ante el centro de salud de Gondomar desde hace días. Pertenece a la empresa que ejecuta el proyecto de humanización de la plaza Paradela y su entorno, según denunció ayer el portavoz de Manifesto Miñor, Antonio Araúxo, y admitió el propio alcalde, Francisco Ferreira.

El edil de la oposición calificó de "moi grave" el hecho de inutilizar un aparcamiento destinado a vecinos con dificultades "coa total pasividade do goberno municipal, sen reparar na necesidade destas persoas" y destaca que "este atropelo" se produce frente a las oficinas de los departamentos municipales de Igualdade y Benestar Social, en la casa de la cultura.

Araúxo considera que "con este tipo de actitudes, o alcalde amosa que lle importan ben pouco as persoas con discapacidade e a súa insensibilidade social", mientras que Ferreira rechaza la acusación y recuerda que "neste mandato creamos máis prazas de aparcamento para minusválidos ca todos os gobernos anteriores, máis de vinte en todo o municipio".

El regidor resta importancia a la invasión de la plaza porque se ha dejado la otra anexa libre, mientras el espacio del lado opuesto, destinado al vehículo oficial de Servicios Sociais, también se encuentra ocupado con maquinaria. Argumenta que "as obras hai que facelas" y explica que la constructora colocó en ese punto el cajón porque "sería onde mellor lle viña" y "en todo caso", recalca, "esa rúa vai quedar inutilizada por varias semanas desde o luns". Según señala, la compañía preveía cortar al tráfico todas las calles que van a ser humanizadas, "pero non lle deixamos nestas datas de Nadal para favorecer a actividade do comercio da zona".

Ferreira asegura "que ninguén se queixou deste tema, só Araúxo, que non ten outra cousa que facer". Recuerda además que este edil formó parte del gobierno local hasta el pasado octubre como responsable de Urbanismo y que su compañera de formación Rocío Cambra se encargaba del departamento de Servizos Sociais. "Nós levamos a cabo políticas a favor das persoas con mobilidade reducida como a creación de prazas de aparcamento ou a expedición de tarxetas. Que digan eles cantos espazos crearon ou cantas propostas neste senso fixeron en tres anos e medio", añade.

n Fuente: Faro De Vigo