La Diputación y Gondomar acuerdan la mejora de la conexión del núcleo urbano con los viales provinciales

La Diputación de Pontevedra, a través del departamento de Mobilidade, y el Concello de Gondomar formalizaron ayer, con la firma de un convenio, un acuerdo para realizar las obras de mejora en el cruce que conecta el núcleo urbano del municipio, en las calles San Bieito y Emigrante, con las carreteras provinciales de Peitieiros y Chaín-Morgadáns. En el acto, en el cual estuvieron la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, el diputado Uxío Benítez, y el alcalde de Gondomar, Juan Francisco Ferreira, se confirmó que la inversión del proyecto será de 271.569 euros, aportados un 70% por la institución provincial y un 30% por la administración local.

Según explicó el diputado Uxío Benítez, la obra surge de la solicitud del Concello por las muchas deficiencias de la instersección, que presenta una gran falta de seguridad viaria para tanto el tránsito peatonal como rodado. "Con la actuación en la zona se ampliarán los arcenes hasta los 2,5 metros de largo, se crearán zonas de convivencia pavimentadas, se instalarán elementos de calmado de tráfico como pasos sobreelevados de peatones, se enterrarán las instalaciones de energía y de comunicación y se adecuará la parada de autobús y de las zonas de carga y descarga", puntualizó Benítez.

El proyecto también mejorará la conexión rodada de las calles San Bieito y Emigrante con las carreteras provinciales Peitieiros y Chaín-Morgadáns con un nuevo diseño "para facilitar la movilidad peonil y motorizada y que los vehículos se den cuenta de que están entrando en un núcleo urbano, por eso se apostó por crear una zona de 30 de velocidad y un tratamiento diferenciado", señaló el diputado.

n Fuente: Faro De Vigo