Gondomar invierte 238.000 euros en el arreglo de varias carreteras en Borreiros

El gobierno de Gondomar informó ayer de una serie de medidas encaminadas a mejorar los accesos en los barrios y parroquias del termino municipal y más concretamente la realización de obras de mejora en el camino de la Iglesia y en San Martiño, ambos ubicados en la parroquia de Borreiros.

Según explicó el alcalde, Paco Ferreira, las actuaciones consisten en el asfaltado del vial, desbroce y limpieza de las cunetas y taludes, canalización de las aguas pluviales y colocación de arquetas de recogida. "En zonas donde exista posibilidad, se ejecutarán sobreanchos del camino, también se contempla la colocación de barreras de seguridad, mejoras en la señalización vertical de limitación de velocidad, de precaución y aviso de paso de peatones. La superficie de dichas actuaciones es de 4.673 metros cuadrados", afirma.

Otras actuaciones necesarias y muy demandadas por los vecinos, para mejorar la seguridad vial en esta parroquia y que se ejecutarán próximamente con cargo a los Fondos del POS 2017 de la Diputación de Pontevedra , son la reparación del pavimento, mejora de la recogida de pluviales, y señalización vertical en los caminos de Aldea Castro y de Esparela, que abarca una superficie aproximada de cerca de 3000 metros cuadrados, y la colocación de reductores de velocidad en el entorno de la escuela de Borreiros.

Más reductores

A mayores, está contemplado la colocación de reductores de velocidad en la Urbanización Valmiñor, en el entorno del colegio y de la iglesia en la parroquia de Donas, y en la Urbanización San Benito en las proximidades de la escuela infantil "A Galiña Azul".

"Así el actual gobierno de Gondomar, sigue demostrando día a día su trabajo, esfuerzo y empeño, por mejorar la calidad de vida en las parroquias, las grandes olvidadas y perjudicadas durante muchos años", afirmó Ferreira.

n Fuente: Faro De Vigo