Alarma en el instituto de Baiona por riesgo de accidentes ante el deterioro de la cubierta

Las fuertes rachas de viento de la borrasca Helena no solo hicieron que parte de la cubierta del Instituto de Ensino Secundario Primeiro de Marzo saliese volando y obligase a las fuerzas de seguridad a escoltar a los alumnos a la hora de salir para evitar riesgos. También dejaron en evidencia el "grave deterioro" que sufre el tejado del centro, después de casi tres décadas de funcionamiento en un espacio castigado por la acción del salitre, y el "serio perigode accidentes" que genera, según aseguran profesores y representantes de la Asociación de Nais e Pais (Anpa) Balcaxia.

La Consellería de Educación puso en marcha este lunes la reparación de la zona dañada, de unos 280 metros cuadrados de superficie, y de las bajantes, pero descarta renovar la techumbre por completo, según señalaron ayer fuentes del departamento autonómico, ya que sus técnicos consideran que se encuentra en buen estado.

Corrosión por salitre

Nada más lejos de la realidad, según afirman desde la dirección del centro, que invitan a observar las planchas que los operarios retiran estos días para su sustitución y comprobar que "están totalmente oxidadas, igual ca os canalóns de todo o edificio". Ya estaban así el curso pasado y el instituto notificó en abril a la consellería la necesidad de sustituir la cubierta, argumentan. Según indican, una empresa enviada por la Xunta valoró la situación y cifró en 80.000 euros el presupuesto de las obras para reparar el tejado y reparar las filtraciones de la fachada "que nos deixan sen luz cada pouco" .

Pero finalmente, denuncian, el Ejecutivo autonómico autorizó únicamente una intervención parcial en las fachadas, que comenzó a ejecutarse el pasado diciembre en una zona del inmueble.

Los trabajos se iniciaron poco después de otro incidente similar al del viernes. Un anterior temporal había levantado otra chapa del tejado en noviembre y el asunto también fue notificado a la Xunta, señalan las mismas fuentes.

"Irresponsabilidade"

Los dirigentes de la asociación de padres denunciaron ayer públicamente la situación después de mantener el lunes un encuentro con la dirección el lunes para interesarse por el estado de las instalaciones tras los desprendimientos. Los representantes de las familias mostraron su preocupación por la "gravísima irresponsabilidade de realizar só obras de acondicionamento dos pedazos de chapa danados e non de toda a cuberta, a pesares do perigo que supón o seu estado".

Exigen a la Consellería de Educación que acondicione de inmediato el tejado al completo y lamentaron además la "complicidade do Concello de Baiona que, sendo coñecedor de todo isto, debería facer presión para que a Xunta garanta a seguridade dos nenos", manifestó ayer la secretaria de la asociación, Sonia Pereira.

La Anpa Balcaxia convocará además a los padres a una reunión el próximo lunes para informarlos al detalle del asunto y para tomar decisiones acerca de posibles movilizaciones, entre las que se planteará dejar de enviar a los alumnos al instituto en días de fuerte viento por seguridad, advirtió.

n Fuente: Faro De Vigo