El juzgado disuelve Estacionamientos Valle Miñor y la pone en fase de liquidación

El Juzgado de lo Mercantil número tres de Pontevedra acordó la disolución de la empresa Estacionamientos Valle Miñor, que gestiona el parking ubicado al lado de la piscina de A Ramallosa y que lleva cerrado dos años y dos meses, pese a tener una concesión del Concello de Nigrán de 39 años.

En el auto se nombra un administrador concursal y se pone la mercantil en fase de liquidación.

Esta empresa, a la que el Concello de Nigrán abrió un expediente en octubre pasado por mantener el aparcamiento cerrado, forma parte del grupo empresarial Miñor Galicia, en el que se integran las conocidas firmas Hormigones Valle Miñor y Promociones Inmobiliarias Manuel Barros.

El aparcamiento fue construido en 2005, el cuarto existente en A Ramallosa en aquel momento. La compañía fue la única que participó en el concurso convocado por el Concello durante el mandato del exalcalde popular Alfredo Rodríguez. Invirtió cerca de 3 millones de euros en las instalaciones, de cuatro plantas y más de 300 plazas, y las abrió en 2007 con una concesión de 39 años, por la que debería abonar un canon de 6.000 euros al año a la Administración municipal.

Tras nueve años de actividad en medio de la crisis económica, los responsables de la adjudicataria cerraron. Recientemente la firma había solicitado ampliar la concesión en diez años, de 39 a 49, hasta 2056. Reclamaba además aplazar el pago del 50% del canon anual que abona al Concello, de 6.000 euros, a la última década del contrato para intentar su rentabilidad.

n Fuente: Faro De Vigo