Nigrán cede al Oral el cobro de tasas a empresas de suministros

Nigrán insta a la Diputación para que sea el ORAL quién lleve a cabo la revisión de la tasa por el aprovechamiento del dominio público local del suelo por la que tributan las compañías eléctricas, telecomunicaciones y gas con el fin de comprobar si están pagando el gravamen correctamente, y que hasta el momento es competencia exclusiva del Concello. La propuesta, llevada al pleno del mes de febrero, contó con la aprobación del PSOE, BNG, UCN, ND y la abstención del PP.
nAntonio Comesaña, portavoz de UCN, explicó a este diario que dichas empresas pagan un impuesto fijo a las arcas municipales del 1,5% en función del volumen total de facturación en el municipio, además de la comprobación en cada ejercicio del impuesto de actividades económicas para aquellas cuyos ingresos superen el millón de euros. Sin embargo el portavoz de UCN aseguró que durante los últimos 10 años las retribuciones por dicho concepto se mantuvieron fijas en 135.000 euros anuales, “cuando en 2018 Nigrán superó los 900.000 euros en gastos de alumbrado público”. Comesaña tilda de sorprendente la campaña que se está llevando a cabo para revisar las tasas que se cobran a los ciudadanos “mientas que dejan campar a sus anchas a las grandes compañías”. Además mantiene que “en la actualidad existe una doble vara de medir que resulta intolerable, ya que parece que se protege a los poderosos y se castigan a los débiles”.
nPor su parte, el alcalde Juan González ve con buenos ojos la propuesta planteada pero aseguró que no supondrá un cambio sustancial en los ingresos de las arcas municipales, aunque afirmó que ayudará a aliviar las gestiones que se llevan a cabo desde el consistorio. “Si  en la actualidad percibimos el 100% de dichas tasas, ahora habrá que compartirlos con la Administración provincial», añadió. Además el regidor explicó que no se trata de un cambio inmediato ya que «para que entre en vigor el traspaso de competencias, la propuesta tiene que aprobarse primero en el pleno de la Diputación». Comesaña, por contra, mantiene que ayuntamientos de las mismas características reciben anualmente cantidades sensiblemente superiores y calcula que «en los últimos cuatro años el Concello perdió en torno a 250.000 euros». 

nn

Lentitud en su tramitación
n Fuente: Atlántico