Baiona se lanza a captar universitarios para convertirse en campus residencial de Vigo

Baiona será residencia estudiantil de la Universidade de Vigo el próximo curso. Tras un año de trabajo, el proyecto impulsado por la Asociación de Empresarios y Comerciantes (Aceba) con la colaboración del Concello para dinamizar la economía local fuera de la temporada alta de turismo aprovechando los pisos y hoteles que quedan vacíos cuando acaba el verano. Ahora se enfrenta a su principal reto: la captación de universitarios para llenar de vida la villa todo el año. Y para ello, el colectivo empresarial pondrá en marcha del 15 de abril al 15 de julio una campaña intensiva de difusión en las redes sociales y medios de comunicación que dé a conocer las ventajas y atractivos de la localidad entre los alumnos. La meta que se fijan está en lograr que 150 de ellos la elijan para vivir a partir de septiembre y que la cifra de nuevos vecinos se multiplique por siete y alcance los 750 en un horizonte de cinco años.

Así lo explicaron ayer los artífices del proyecto "Baiona: campus residencial" en la presentación oficial, celebrada en la biblioteca municipal, uno de los principales atractivos que "venden" a los universitarios en el vídeo promocional y en la página web por su modernidad y sus condiciones idóneas para el estudio. El presidente de Aceba, Marcos Comesaña, y el ideólogo de la iniciativa, Carlos Quintás, explicaron los detalles de la idea con la que quieren "rejuvenecer Baiona" con la implicación de todos los sectores. Las inmobiliarias, aseguran, disponen de una cartera de 70 pisos para alquilar a los estudiantes y los hosteleros ofrecen decenas de habitaciones en hoteles que incluso abrirían en invierno.

Más cerca que Vigo

La principal baza del proyecto está en el transporte. Tienen un preacuerdo con Atsa para organizar dos líneas de ida por la mañana y tres de vuelta por la tarde, directas, por autopista."Podemos competir con Vigo porque ofrecemos viajes más rápidos, de 26 minutos, mientras las lanzaderas de Vigo tardan una media de 45 minutos en llegar al Cuvi", explicó Quintás. Estas líneas no solo beneficiarán a los alumnos de fuera que elijan Baiona para vivir, sino también a los propios estudiantes baioneses en la Universidad, 118 en la actualidad. ¿Cómo? "Se crearán unas tarjetas para realizar viajes ilimitados por una cuota mensual", señala el promotor de la idea.

Tarjetas descuento

Las tarjetas servirán para subir al bus, pero también para obtener descuentos en compras. "Los comerciantes están dispuestos a colaborar con descuentos para sus titulares", indica Quintás, que habla asimismo de otras ventajas como menús estudiantiles en los restaurantes y todas las facilidades de "residir en un pueblo tranquilo con todos los servicios en un radio de 300 metros, sin necesidad de coger el coche".

El apoyo de la Universidade de Vigo es fundamental para sacar adelante el proyecto y la vicerrectora de Captación de Alumnado, Estudiantes y Extensión Universitaria, Natalia Camparrini, calificó el campus residencial de Baiona como "un servicio más" de la institución académica durante el acto. Destacó que beneficiará "a toda la comunidad universitaria, tanto alumnos como profesores y familias" y garantizó colaboración en la difusión.

n Fuente: Faro De Vigo