FCC recogerá la basura en Gondomar a partir de abril tras seis meses de espera

Gondomar dispone al fin de nueva concesionaria del servicio de recogida de basura, limpieza viaria y gestión del punto limpio seis meses después de aprobar la contratación en pleno. FCC-Ingeser comenzará a operar el 1 de abril, según informó ayer el alcalde, Francisco Ferreira, tras firmar el contrato con los representantes de la sociedad por 774.000 euros anuales durante cuatro años, prorrogables otros dos.

El acto que pone punto y final a cinco años de irregularidades en la gestión de la retirada de residuos en el municipio fue posible después de que el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia, dependiente de la Consellería de Facenda, levantase esta semana la suspensión del proceso, paralizado ante las alegaciones presentadas por Geseco, la anterior adjudicataria, que opera en Gondomar desde el año 2001. Su relación contractual con el Concello había finalizado en 2014 tras varias prórrogas, pero continúa al frente del servicio sin contrato pese a las constantes advertencias de ilegalidad por parte de los técnicos municipales por incumplimiento de la ley de contratos del sector público.

El cambio traerá consigo importantes mejoras, asegura el alcalde, quien destaca la instalación de nuevos contenedores, "que aumentarán en número de forma considerable", y la combinación de camiones de carga lateral y trasera, En relación a la limpieza de las calles, Ferreira prevé barridos manuales y mecánicos, baldeos, limpieza de excrementos de animales, retirada de carteles, pancartas y banderolas, pintada, así como actuaciones puntuales por contingencias meteorológicas. Respecto al punto limpio, apunta a una nueva organización para facilitar su uso a los vecinos, mejoras en la retirada de restos de poda y recogida de cadáveres de mascotas.

Ferreira mostró su satisfacción por finalizar "un largo y complejo proceso de contratación que se inició en julio de 2017", pese a "los obstáculos" de sus exsocios de gobierno. La contratación precisaba del respaldo de la mayoría absoluta de la Corporación en pleno por su montante económico y fueron dos grupos de la oposición -PP e IxG- los que hicieron posible que saliese adelante con seis votos sumados a los cuatro del PSOE. Los ediles de Manifesto Miñor se abstuvieron por dudas respecto a la tramitación y solicitaron nuevos informes técnicos, postura que les valió la expulsión del gobierno por parte del regidor.

La nueva concesionaria tiene cuatro meses a partir de abril para renovar el servicio por completo y Ferreira confía en que dé "un giro de 180 grados que hará de Gondomar un referente". Su objetivo es lograr la Escoba de Plata en 2020, un reconocimiento que también tiene su versión de oro y platino y que otorga la Feria Internacional de Urbanismo y Medio Ambiente TECMA a las ciudades más limpias. Vigo tiene seis de platino.

n Fuente: Faro De Vigo