El regidor de Baiona cesa a su teniente de alcalde por encabezar la lista de Vox

La hasta ayer teniente de alcalde de Baiona finalizará el mandato como edil no adscrita en la oposición tras doce años en el gobierno del PP. El regidor, el popular Ángel Rodal, la cesó ayer de sus cargos y lo hizo apenas 24 horas después de conocerse que María Iglesias encabezará la lista de Vox a las municipales y que ocupará también el puesto número cuatro en la candidatura de la formación ultraderechista al Congreso por Pontevedra.

Rodal confirmó su decisión a primera hora de la tarde, tras comunicárselo por vía telefónica a la que fue su número dos, que además de teniente de alcalde, ejercía como portavoz municipal del PP en los plenos de la Corporación y se encargaba de las áreas de Cultura, Medio Ambiente, Personal y Nuevas Tecnologías.

"Falta de confianza" fue el principal motivo por el que el alcalde justificó su decisión de retirar las responsabilidades de gestión a Iglesias. "No se puede estar en dos equipos a la vez", recalcó Ángel Rodal, además de aludir a los estatutos del PP, que impiden mantener en el cargo a aquellos que se dan de baja como militantes, explica. El regidor encuentra además contradicciones en los mensajes de Iglesias en las últimas semanas. "Se desdice porque hace 19 días afirmó que trabajaría por los intereses de los vecinos de Baiona y del PP hasta finalizar el mandato y ahora entra en otro partido", recalca.

Sin sustitución por ahora

Por el momento, el propio Ángel Rodal asumirá las áreas que deja María Iglesias y no aclaró si las delegará de nuevo o no en alguno de los seis concejales que todavía lo acompañan en el gobierno, tras perder dos. Y es que el Partido Popular inició el mandato con una mayoría absoluta de nueve ediles y ahora le quedan siete del total de diecisiete. Iglesias se sentará ahora en la bancada de enfrente en los plenos, junto a la primera excompañera del PP que se marchó a la oposición y dejó al equipo popular en minoría en octubre, Beatriz González.

Sí se verá obligado Rodal a nombrar teniente de alcalde por ley, pero todavía no ha decidido quién ostentará el puesto, según señaló ayer, aunque todo apunta a que será el concejal de Accesibilidad, Policarpo Vilar, el que ostentará el cargo.

La tensión entre Rodal e Iglesias viene de atrás, pero saltó a la luz pública tras la polémica de la invitación del escritor Fernando Sánchez Dragó al ciclo de conferencias de la Arribada, que organizaba la entonces edil de Cultura. La presión social llevó al alcalde a anular la charla del controvertido personaje y ella se sintió desautorizada, por lo que poco después, el 8 de marzo, se autoexcluía públicamente de la candidatura del PP a las elecciones por "diferencias" con el alcalde.

Candidatura del PP renovada

El regidor aseguró tan solo un día más arde que no contaba con Iglesias en su candidatura. Ayer mismo confirmó que presentará la lista mañana sábado a las 20.45 en el auditorio municipal y que contará con algún miembro de su equipo actual, pero también con nuevas incorporaciones.

Iglesias, por su parte, afirma que su compromiso con los vecinos de Baiona "es por todo el mandato", por lo que ni se plantea abandonar su acta de concejal en el Ayuntamiento. Continuará como edil no adscrita en la oposición, aunque lo hará "manteniendo la disciplina de voto con el Partido Popular hasta el final de la legislatura", manifestó ayer.

No obstante, asegura "tomar nota" de la decisión del alcalde argumentando "falta de confianza", aunque rechaza hablar abiertamente de futuribles pactos postelectorales para facilitar una mayoría de gobierno. En ese sentido, recalca que "ya queda poco para las elecciones municipales, en las que los vecinos nos colocarán a cada uno en nuestro lugar".

n Fuente: Faro De Vigo