Mañufe estrena su performance vecinal

Música en directo y grabada, videoclips, pintura, diseño, teatro, danza… Todo eso podrá verse hoy a las 20.30 en el auditorio municipal Lois Tobío de Gondomar, en el estreno del show vecinal «La catarsis de Jude», en el que colaboran un centenar de personas, la mayoría de Mañufe, dirigidas por el talento local Juan Bas, autor de la pieza. La performance aborda la eclosión de una niña con diversos temas de The Beatles como hilo conductor.

n

Si hay una parroquia entregada al espectáculo en Gondomar, esa es Mañufe. Los diseños y puestas en escena de su comparsa de Carnaval nunca defraudan, disfruta del teatro con grupos de adultos y niños y una semana dedicada a las compañías aficionadas en su centro cultural, donde se canta, se tocan instrumentos y se disfruta de las artes. Y si hay un vecino que destaca en todo ello, ese es Juan Bas. Un artista de solo 25 años que estudia arquitectura con intención de dedicarse a la escenografía en el futuro, baila en la compañía viguesa Media Punta, pinta y se ha encargado de idear carrozas de Entroido y alfombras de Corpus con gran éxito en los últimos años. Su talento, conocido ya en todo el municipio, ha arrastrado a más de un centenar de personas a colaborar de manera totalmente desinteresada con su ópera prima, "La catarsis de Jude", que hoy se estrena en el auditorio municipal Lois Tobío a las 20.30. Un show que mezcla diversas disciplinas artísticas, según explica el autor, en una trama que relata la transformación de una niña en adulta a través de varios temas de The Beatles, que se escucharán tanto grabados de fondo como versionados en directo.

De manera totalmente desinteresada, unos se encargan del vestuario aprovechando disfraces, otros del montaje del escenario y otros de la grabación y edición de videoclips para proyectar durante el show, incluso desde Madrid. Entre actores y músicos, ninguno profesional, en escena aparecerán en torno a sesenta personas de todas las edades. Todos ellos harán posible el sueño de Juan, que era mostrar la performance que ha escrito a partir de sus propias sensaciones. "É unha obra baseada en experiencias autobiográficas, nas que se reflicten lecturas, reflexións filosóficas, cine e influencias de artistas plásticos, expresión corporal…", explica el artífice de la pieza, que dura una hora y cuarenta minutos.

Para él ha sido "todo un reto" sacar adelante el proyecto. "Foi un traballo moi complexo que levamos desenvolvendo desde setembro todas as fins de semana sen descanso", apunta. El espectáculo se preestrenó a modo de prueba las pasadas navidades en el centro cultural de la parroquia. Y funcionó tan bien que todos decidieron seguir adelante para hacer un estreno a nivel municipal.

Quizás sea hoy la primera y la última vez que la interpretan en un auditorio. Y es que compaginar las agendas de tantos artistas es realmente difícil, pero Juan ya tiene más proyectos. "Estou traballando noutra produción con colaboración de bailaríns e con montaxes e ensaios máis sinxelos", adelantaba esta semana en los ensayos generales de la pieza.

n Fuente: Faro De Vigo