ADEAC defiende la igualdad de criterios en las banderas azules

Tras la decisión tomada por parte del Concello de Nigrán sobre la renuncia a las banderas azules en sus arenales, ADEAC, el organismo encargado de su otorgamiento, mantenimiento y gestión, quiso dejar claro que respetan la decisión tomada desde el consistorio, y que no van a entrar en valoraciones acerca de si es más o menos positivo para un municipio turístico. Sin embargo su vicepresidente, José Palacios, advirtió de que en ningún momento se sirven de criterios arbitrarios para su concesión, tal y como aseguró el alcalde Juan González escudándose en este punto como uno de los argumentos fundamentales para prescindir de los estandartes para la presente temporada. “Llevamos con el programa banderas azules 33 años y jamás hemos variado nuestras pautas”, explicó. 
nNo obstante Palacios admitió que en los últimos años los baremos se han ido endureciendo “para garantizar los estándares de calidad que van asociados a nuestro símbolo”, aunque también añadió que las posibles variaciones que se llevan a cabo se consensuan internacionalmente con los 60 países en los que opera a través de un jurado, que en el caso de España se compone de 40 miembros vinculados a “universidades, comunidades autónomas, el Ministerio de Sanidad o de Costas”, entre otros.  
nPor otra parte Palacios reiteró que ADEAC es una organización no gubernamental que aunque si es cierto que por definición es de carácter privada, esta no tiene ánimo de lucro con lo que al formar parte del programa los municipios no tienen que hacer desembolsos económicos adicionales, “más que los que conlleva el propio mantenimiento y adecuación de sus arenales, instalaciones, la calidad del agua y un mínimo de dos socorristas por playa”. Sobre este último elemento el vicepresidente de la entidad desveló que en los últimos tres años los profesionales a pie de playa “salvaron más de 3.000 vidas y realizaron más de 200 reanimaciones cardiopulmonares con un 70% de éxito en puntos que gozan del símbolo de ADEAC”, refiriéndose al retraso en el izado de distintivos sufrido en la comarca en el último año debido a la incorporación tardía de los profesionales del sector.  Sobre los elementos descritos anteriormente lo tiene claro y no dudó en calificarlos de “derechos de los usuarios en general, ya sean vecinos o turistas”, además añadió que desde su punto de vista “pelearía por mantener mis banderas azules”. 
n Fuente: Atlántico