La alameda de A Ramallosa se suma al bajo consumo

 Nigrán da un paso más la renovación energética con la sustitución de 60 luminarias de la Alameda de Ramallosa, de las cuales 15 de ellas son fernandinas. Así pues el salto de  las bombillas de vapor de sodio a las basadas en tecnología led permitirán un ahorro de más del 50% de electricidad así como un aumento exponencial de su vida útil, lo que en la práctica se traduce en una optimización de recursos aún mayor al partir de la base de que las existentes tienen una duración de 12.000 horas, mientras que las que están siendo instaladas pueden alcanzar un promedio de 100.000.

nn

Según fuentes municipales, los trabajos por valor de 12.000 euros reducirán el consumo de 22,36 KWh a 8,6, y además de las ventajas medioambientales en cuanto a materia de contaminación se refiere, éstas emitirán una luz de mejor calidad en el entorno del estuario de A Foz. 

nn

nLas actuaciones se suman a las ya realizadas en Ramallosa en calles como Manuel Lemos, Rosalía de Castro, avenida de Portugal o Torrente Ballester, además de los núcleos de O Viso, Panxón o Chandebrito. Una vez que finalicen los trabajos de sustitución, el municipio contará con iluminación LED ininterrumpida hasta el núcleo urbano de Nigrán por la PO-552. Unos trabajos que en total ascienden a la renovación de más de medio millar de luminarias. El alcalde Juan González, por su parte, explicó que el motivo de los cambios responde a que gran parte de los puntos de iluminación basados en sodio están dando problemas al haber traspasado su vida útil, “con lo que optamos por cambiar el tipo de bombilla y de esta manera darle un empuje a los dispositivos de bajo consumo, con la reducción de emisiones de CO2 que ello conlleva”. González además recordó que el ahorro puede llegar a hasta un 80% superior respecto a las bombillas tradicionales y que “a largo plazo supone un ahorro en mantenimiento de las líneas de alumbrado, una reducción en la factura de la luz a corto y mayor cuidado medioambiental”. Para finalizar el regidor recalcó que “la medida adoptada no supone un gasto sino una inversión que mejorará la calidad de vida de los vecinos”. 
n Fuente: Atlántico