«O PSOE non vai vender a Alcaldía de Baiona polos proxectos persoais de ninguén»

Arrancan las negociaciones de cara a una futura coalición de gobierno en Baiona y el candidato de la lista más votada, el socialista Carlos Gómez, lleva las riendas. Su primera opción en busca de un pacto para poner fin a los quince años de gobierno del PP en el municipio es el BNG y hoy mismo inician las conversaciones. Pero los dos ediles nacionalistas y los seis del PSOE no son suficientes para formar la ansiada mayoría de nueve en la Corporación, por lo que se abren hasta tres posibilidades que el hasta ahora probable futuro alcalde no desecha por el momento: gobernar en minoría a través de acuerdos puntuales, hacerlo en coalición con el Bloque de la misma forma, o bien aliarse con una tercera fuerza para sacar adelante las propuestas con holgura en los plenos. Para llegar hasta este último supuesto, prevé dialogar con Nós Baiona y Ciudadanos, al mismo nivel pese a contar con dos concejales y uno respectivamente. Eso sí, lanza un aviso a navegantes: "Non imos vender a Alcaldía polos proxectos persoais de ninguén", aunque prefiere no aclarar a quién va dirigido en concreto.

"Gobernar en minoría é unha posibilidade coma outra calquera", señala el alcaldable socialista. Pero lo deseable para cualquier gobierno es hacerlo con la estabilidad que dan la mayoría de los votos, así que al menos lo intentará. El líder del PSOE iniciaba ayer la ronda de contactos con el actual alcalde, el popular Ángel Rodal. No es que esté en sus planes pactar ‘a la vasca’, pero se reunió con su principal oponente por cortesía, "por liderar a segunda lista máis votada".

Pacto natural

Gómez Prado tiene muy claro que "o pacto natural é co BNG" , al que las urnas han otorgado dos representantes en la Corporación municipal, porque considera que esta alianza a dos bandas puede resultar muy beneficiosa para los intereses de los baioneses. Así que hoy mismo se reunirá con los nacionalistas.

Después prevé encuentros con las otras dos opciones. Pese a situarse en el tercer lugar del ranking de partidos más votados, Nós Baiona, que lidera el exalcalde socialista Carlos de la Peña y que también logró dos ediles en las urnas, al igual que el Bloque, es la segunda opción para Gómez Prado, al nivel de Ciudadanos, que entra en la Corporación con un único representante, Adolfo Valverde. El pasado político del independiente como exalcalde socialista y su marcha del grupo municipal del PSOE en medio del mandato 2007-2011 podrían complicar las relaciones entre ambas fuerzas.

En cualquier caso, Gómez insiste en que lo fundamental ahora es formar un gobierno. "Despois do pacto natural co BNG non temos preferencias", dice. Pero cualquier acuerdo con el Bloque excluye a Ciudadanos, según advirtió el lunes el propio candidato nacionalista, Iago Pereira, quien insistió en que jamás pactarían con fuerzas de derechas "nin con partidos que non respecten a lingua e a cultura galegas".

Posiciones claras

Solo quedaría entonces la posibilidad PSOE-BNG-Nós Baiona. Un tripartito en el que se imponen los socialistas con claridad. "Tén que quedar moi claro que o PSOE tén seis concelleiros e os demáis dous ou un. E tén que quedar tamén moi claro que nós non cremos nos proxectos persoais, non imos permitir que ninguén veña ao Concello vivir da política. Non imos vender a Alcaldía polos proxectos persoais de ninguén. Cadaquén ten que saber a posición que tén. O PSOE é a forza máis votada e non poden condicionala partidos que teñan un ou dous concelleiros", recalca Gómez Prado.

El alcaldable socialista espera establecer el primer contacto con todos los grupos que obtuvieron representación antes de que finalice esta semana para conocer sus propuestas y decidir si continúan las negociaciones o si llega al pleno de investidura, previsto el sábado día 15 de junio, sin un equipo de mayoría formado.

n Fuente: Faro De Vigo