Nigrán rompe las barreras de la moda

Comodidad y estilo ya no son incompatibles, por muchas que sean las dificultades motoras a la hora de abrocharse o de enfundarse un jersey. No lo son gracias a "Juan María by Lolola", la nueva marca de ropa nacida de la colaboración entre el centro de atención a las personas con discapacidad de Nigrán y la firma viguesa especializada en diseños personalizados. Un proyecto empresarial que la entidad añade a su centro especial de empleo, creado para ofrecer oportunidades de inserción laboral a sus usuarios una vez terminan su formación, que echó a andar ayer con la puesta en marcha de una tienda online y que se ampliará en los próximos meses con puntos de venta en las siete ciudades gallegas, uno de ellos en la alameda de A Ramallosa, con ocho trabajadores con diversidad funcional en plantilla.

Sudaderas y camisetas con cremalleras blandas y cuellos y puños holgados, baberos y bolsos son los productos que se encuentran ya a disposición de los clientes en la web. Es la colección "Estrellas para todos", la primera de la marca para primavera/verano, de inspiración marinera y predominio de los colores blanco, gris, marino y amarillo. La diseñadora, Lola Roade, trabaja ya en las prendas de la próxima temporada e insiste en que "no es ropa adaptada, es ropa para cualquier persona, fácil de poner sin más". Tras once años al frente del sello Lolola, la profesional decidió embarcarse "entusiasmada" en la aventura con el Juan María. "Al entrar en contacto con ellos me di cuenta de que la gente con problemas de movilidad acaba vistiéndose siempre con un chándal. Ahora pueden tener la comodidad que buscan sin renunciar a la moda ni a sus gustos propios", explicaba ayer en la inauguración de la tienda online y de la física, que puede visitarse en el centro en horario de 9.30 a 17.30.

La idea surgió hace un año, cuando los responsables del centro sondearon a los usuarios que finalizaban su etapa formativa sobre sus perspectivas de futuro laboral. "Nuestro centro especial de empleo trabaja para administraciones públicas o empresas en jardinería o limpieza y ninguno de los chicos mostraba interés por estos sectores. Querían algo relacionado con la venta al público y la moda. Nos pusimos en contacto con Lola y surgió esto", señala el coordinador del Juan María, Alberto González. La entidad ha invertido 20.000 euros en la iniciativa que trata de romper barreras por partida doble, las de la moda y las del acceso al mercado laboral.

Guiados por Lola Ronda, sus empleados se encargarán de todo el proceso de comercialización de las prendas, fabricadas en Vigo y Portugal. Desde el empaquetado, a la gestión del almacén, la preparación de pedidos, que se enviarán a toda España con gastos de envío de 5 euros, o la atención en las futuras tiendas. La promoción también corre de su cuenta y, además de mostrar el producto a quienes se acerquen a verlo, han posado como modelos para el catálogo de la web.

n Fuente: Faro De Vigo