El socialista Carlos Gómez ya es alcalde de Baiona

"Viva Baiona! Vivan as baionesas e os baioneses!". El socialista Carlos Gómez Prado ya es alcalde de Baiona con el apoyo de BNG y Nós y con esta eufórica frase cerró su discurso de investidura este mediodía en un salón de plenos abarrotado y contagiado del mismo entusiasmo por el cambio político en el Concello tras quince años de gobierno del PP. La comarca de O Va Miñor ya es roja al completo y sus compañeros en las Alcaldías de Nigrán y Gondomar, con cuatro años de experiencia en el sillón, también acaban de acceder a sus cargos.

La toma de posesión baionesa transcurrió cargada de simbolismo. Fue el último alcalde socialista de Baiona, Carlos de la Peña, quien entregó el bastón de mando al ahora regidor del mismo partido, por ser el concejal veterano de la Corporación y presidir así la mesa de edad que la proclamó. Tras un largo período lejos de la vida pública, ha regresado a la política al frente del partido independiente Nós Baiona y formará parte del gobierno tripartito. Todavía se desconoce con qué responsabilidades, puesto que los tres socios de la coalición rechazaron dar a conocer el reparto de áreas hasta que se lo comuniquen a los trabajadores municipales el lunes.

Gómez juró y prometió el cargo de regidor y no pudo contener las lágrimas al agradecer los apoyos de sus padres, de su esposa y familiares. Tuvo un recuerdo especial para Adolfo Valverde Quintas, el concejal electo de Ciudadanos que falleció de forma repentina la pasada semana a pocos metros de su casa en Sabarís. La número dos de la lista, Rosa Piñeiro, será la portavoz y única representante de la formación naranja en la Corporación tras prometer el cargo también ayer.

Tras agradecer el apoyo a sus socios, el flamante regidor tendió la mano a la oposición, del PP, y la invitó a "construir unha Baiona mellor todos xuntos". A los vecinos, les dijo estar "a su disposición" e insistió en que "desde hoxe, as portas do Concello están abertas", además de comprometerse a conseguir "quer os baioneses se sintan orgullosos de pertencer a esta vila".

n Fuente: Faro De Vigo