Baiona prescinde ya de dos de sus cinco banderas azules

Las playas urbanas de A Ribeira y Santa Marta tienen la bandera azul asegurada, aunque el Concello esperará al menos una semana para izarlas a la espera de que la tercera oferta de plazas de socorristas que prepara la Mancomunidade do Val Miñor logre atraer a más profesionales y permita izar otra en un tercer arenal, todavía por decidir entre los de la península de Monte Boi. El alcalde, el socialista Carlos Gómez, confirmó ayer la decisión del gobierno de renunciar a dos de las cinco enseñas concedidas por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) y no descarta prescindir de una tercera si finalmente no aparecen más vigilantes.

Tras plantearse el lunes devolver las cinco banderas azules tras conseguir el organismo comarcal contratar a menos de la mitad de los 30 vigilantes previstos, Gómez recapacitó ayer y aseguró que finalmente ondearán en A Ribeira y Santa Marta, "por respecto ao traballo do anterior goberno municipal".

Once técnicos de salvamento iniciaron su actividad el lunes en los arenales miñoranos, cinco en Baiona y otros tantos en Nigrán y un coordinador. Ese mismo día, otros tres superaban las pruebas, pero se producía la renuncia de otro, por lo que la comarca dispone a día de hoy de trece, seis para cada municipio, recalcó ayer el regidor baionés. Una cifra que imposibilita cumplir con el requisito de dos socorristas por playa que exige la organización que concede los distintivos de calidad. Gómez insiste en que "a prioridade é a seguridade dos bañistas", por lo que asegura que dos de los vigilantes operarán en A Ladeira, el único arenal baionés sin bandera azul.

En cualquier caso, ante las dificultades para contratar personal de salvamento, el alcalde avanza su intención de seguir los pasos de Nigrán y renunciar el próximo año a solicitar las banderas. "Para min é moito máis importante garantir os servizos coa colaboración de Protección Civil que lucir un pano", agregó.

n Fuente: Faro De Vigo