Nigrán da por zanjada la contaminación en el Muíños

El Concello de Nigrán y la Xunta de Galicia viven en universos paralelos y no consiguen llegar a un entendimiento en lo relativo al episodio de contaminación detectado el pasado 9 de agosto en la desembocadura del río Miñor, en Playa América. 
nMientras la Administración continúa desaconsejando el baño en la zona, el alcalde nigranés Juan González mantiene que todo está en orden, tras recibir el pasado 13 de agosto una notificación en la que asegura que los niveles de concentración microbiológica se encuentran dentro de los parámetros establecidos como aceptables, y así lo reflejó en el informe enviado a la Consellería el 16 de agosto. El documento recoge el registro de notificaciones recibidas en el consistorio sobre los resultados de las analíticas, además de varias fotografías del panel de información al usuario y en donde sustituyeron e cartel desaconsejando el baño por otro que indica que la calidad del agua es buena. Una vez más las versiones se contradicen y en el informe de la jefa de servicio del Sergas enviado a la jefa territorial en Vigo, Ángeles Feijóo, tan sólo coinciden  las notificaciones enviadas el 9 de agosto y el 13 por fax. Sin embargo dicho escrito mantiene que a mayores enviaron un correo electrónico el lunes 12 de agosto además de reiteradas llamadas telefónicas por parte de Feijóo a González el sábado 10, aunque sin éxito.  
nGonzález por su parte declaró que «lo único importante para nosotros es que Playa América está perfecta y la Xunta también lo dice. Lo contrario es intentar hacer daño a Nigrán”. Argumentaciones aparte todo apunta a una cuestión de matices, ya que si bien es cierto que los últimos análisis publicados en la web del Sergas el pasado 14 de agosto arrojan unos resultados ligeramente altos pero dentro de la normalidad en la zona de baño del arenal, éstos no coinciden con los datos obtenidos en la desembocadura del río, en concreto en la última zona de los meandros. Este tramo fluvial al no encontrarse inventariado como aguas de baño no es objeto de análisis quincenales, como los que se realizan en el punto georreferenciado a escasos metros de la zona y en donde la concentración microbiológica se diluye al entrar en contacto con el mar. 
n Fuente: Atlántico