La Xunta cita a propietarios antes de expropiar en la PO 552

 La Consellería de Infraestruturas y Mobilidade, a través de la Axencia Galega de infraestruturas, convoca para el lunes 13 de septiembre a los afectados en Nigrán por las expropiaciones para la mejora de la seguridad viaria entre los puntos kilométricos 10,740 y 13,440 de la PO-552, en donde informará de manera individualizada sobre el levantamiento de actas previas a la ocupación forzosa que permitiría el inicio de las obras. 
nSe trata del proyecto aprobado el pasado mes de febrero en el que autorizaron un total de 10 expropiaciones comprendidas entre 4 y 171 metros cuadrados de terreno por solar, ubicados en suelo rústico y urbano por un valor total que ronda los 18.000 euros, entre la rotonda de acceso de la AG- 57 a la altura de Ureca hasta Sabarís. Así pues los propietarios deberán de acudir al consistorio Nigranés entre las 10 y las 11,30 horas para ser informados de todo el procedimiento, los derechos afectados y de la cuantía de los mismos así como los prejuicios determinantes para la rápida ocupación, tras salir publicado en el DOG del día de ayer.  
nLa intervención licitada inicialmente por un valor que rondaba los 400.000 euros, acaba de ser adjudicada a la empresa de Construcciones Taboada y Ramos por algo más de 318.000 euros y supondrá la eliminación de un tramo catalogado como punto negro. Para ello realizarán mejoras en las intersecciones existentes  con zonas destinadas a cambios de sentido, la creación de un carril central de incorporación para los cruces que tengan visibilidad, mientras que en el resto se reordenarán los giros para dar unas garantías mínimas de seguridad durante las maniobras. Además construirán una rotonda a la altura de la calle Rans y una raqueta en el punto kilométrico 10,740 de dicho vial, incluirán aceras complementarias en los cruces y reforzarán la señalización en los pasos de peatones existentes para mejorar su visibilidad. Las intervenciones fueron objeto de modificaciones tras las alegaciones realizadas por los vecinos. Gracias a ellas la Administración recalculó la proyección de la glorieta de la calle Valle Inclán en Ramallosa, que dada su configuración inicial bloqueaba el acceso al Camiño das Barreiras.
nA partir de aquí las actuaciones se llevarán a cabo en zonas puntuales y se extenderán al municipio de Baiona, como por ejemplo la instalación de balizas entre los puntos 13,180 y 13,440 para evitar el estacionamiento en el margen izquierdo de la avenida Foz do Miñor.
nParalelamente a dichas obras, en otoño, se iniciarán  los trabajos para mejorar la seguridad de los peatones en el entorno de la rotonda de acceso a la AG-57 y que de esta manera facilite su tránsito por los márgenes de la carretera.
n Fuente: Atlántico