Baiona y Nigrán dicen adiós a los socorristas con las playas a tope

| Con septiembre llegó el calor abrasador y las playas miñoranas reciben miles de bañistas pese a no disponer ya de equipos de salvamento. Los trece socorristas que velaron este verano por la seguridad en los arenales de Baiona y Nigrán llegaron en julio envueltos en polémica al no cubrir ni siquiera la mitad de las 30 plazas ofertadas, desterrando así las banderas azules de la turística comarca por primera vez en décadas. La Mancomunidade no prevé ampliar el servicio porque la subvención de la Xunta solo cubre dos meses, según explica su presidente, el alcalde de Nigrán, Juan González.

n Fuente: Faro De Vigo