Los últimos análisis mantienen la contaminación en el Muíños

n n n Los niveles de contaminación en la desembocadura del río Muíños se están estabilizando, aunque por el momento éstos continúan por encima de los límites considerados como aceptables. 
nLas últimas muestras recogidas el pasado lunes por los inspectores farmacéuticos de la Xunta confirman las previsiones de la jefa territorial del Sergas, Ángeles Feijóo, en las que explicó que la tendencia es que la concentración microbiológica se sitúe a la baja debido a la ausencia de precipitaciones, después de que técnicos de Augas de Galicia localizasen el foco en un punto de vertido al río perteneciente a la red de pluviales. Así los datos facilitados ayer por el laboratorio desvelan que la concentración de Escherichia Coli disminuyó sensiblemente pasando de 1.400 nmp/100ml a 620, lo que lo sitúa por debajo de los 1.000 considerados como tope. Sin embargo los índices de Enterococos Intestinales pasaron de 420nmp/100ml a 780, superando en 180 el límite fijado en 600. 
nPese a que los carteles instalados desaconsejan el baño por alta concentración de E. Coli y ésta ya se encuentra en unos márgenes tolerables, lo cierto es que las aguas fluviales que dan a Playa América continúan contaminadas, con lo que desde la Xunta continúan recomendando abstenerse del baño en la zona afectada. Por otra parte, la Administración reitera la necesidad de instalar unos paneles informativos que prohíban de manera específica y permanente el baño en la desembocadura, ante la imposibilidad de mantener unas garantías sanitarias al no encontrarse inventariada. Dicha recomendación iría acompañada del acotado de la zona con un margen de 40 metros tanto por el margen derecho como por el izquierdo. Según explicó Feijóo, en el último escrito enviado al Sergas el Concello argumenta que la señalización permanente ya existe aunque la prohibición se refiera expresamente a «zona de reserva de fauna y flora». Además ésta sólo se refiere al espacio existente entre el puente, en donde se constata grandes concentraciones de mujeles, y los meandros, que es precisamente en donde los usuarios, mayoritamente niños, se bañan. Por otro lado, en cuanto a las recomendaciones para limitar el acceso con barreras físicas, la Administración local asegura que no son ellos quiénes tienen que llevarlo a cabo ya que según añadieron en el documento, dicho espacio no sería de su competencia.   
n Fuente: Atlántico