Arranca la negociación del primer convenio colectivo del Concello de Baiona en 25 años

El diálogo en materia laboral regresa al Concello de Baiona tras más de un año roto por las tensiones entre el anterior gobierno del PP y la junta de personal. La primera mesa de negociación entre los actuales dirigentes del tripartito PSOE-Nós-BNG y los delegados sindicales dejó ayer sentadas las bases de la negociación del convenio colectivo casi un cuarto de siglo después de que entrase en vigor el último y de la ansiada Relación de Postos de Traballo (RPT), un documento obligatorio por ley para organizar categorías y salarios en función de las necesidades de cada departamento, estancado hasta ahora en medio de un conflicto que ha generado numerosos pleitos judiciales y cuantiosas pérdidas a las arcas públicas locales.

Gobierno y representantes de funcionarios y personal laboral se sentaron para abordar las condiciones salariales de la plantilla en el presupuesto municipal para este año que el tripartito prevé aprobar en pleno a finales de mes. Queda poco más de un trimestre para finalizar el ejercicio y apenas hay margen para alterar el documento económico prorrogado desde 2018, por lo que el encuentro se centró en establecer un calendario de conversaciones que permita aprobar el demandado convenio y la RPT, según explicaron el alcalde, Carlos Gómez, y el concejal de Facenda e Persoal, Carlos de la Peña. El primer encuentro tendrá lugar el próximo día 25 y los dirigentes esperan dar luz verde a ambos documentos en el primer semestre de 2020. El plazo previsto es corto, señala el edil, dado que se aprovechará la RPT ya elaborada en el anterior mandato. "Destináronse 10.000 euros a ese traballo e non os imos tirar. Ademais está firmado por profesionais de prestixio que traballan noutros concellos e nos merecen toda a confianza", recalca.

Se cumplirán entonces 25 años desde la firma del último convenio por parte del histórico exalcalde popular Manuel Vilar y los trabajadores, todavía vigente pese a haber quedado "muy obsoleto especialmente en términos salariales y de conciliación", apunta Carlos Viñas, delegado de UGT en la junta de personal, quien confirma la "buena disposición por ambas partes a llegar a acuerdos por fin".

Del otro lado existe la misma percepción. El alcalde habla de "desbloqueo da situación" y De la Peña afirma que "hai outro clima de diálogo e vontade de acadar os obxectivos". El cambio de gobierno tras las elecciones generó "esperanza" en la plantilla, como apunta Viñas, y los primeros pasos del tripartito para destensar el ambiente están en marcha. Se ha producido un acercamiento a los miembros de la Policía Local, que que este verano dejaron atrás las medidas de presión para lograr que se les compense la nocturnidad y existe un preacuerdo con los 28 eventuales contratados a través de la Diputación que habían llevado al Concello a los tribunales para que se les equiparase el sueldo con el resto de la plantilla. Se les abonarán los 60.000 euros que les corresponden según las sentencias que dan la razón a dos de sus compañeros que ya fueron a juicio a cambio de que retiren las demandas.

Carlos Gómez Prado – Alcalde

"É hora de adaptar as condicións laborais do Concello ao século XXI"

Carlos de la Peña – Concejal de Persoal

"Hai outro clima de diálogo e vontade de acadar os obxectivos"

Óscar Viñas – Delegado de UGT

"Existe buena disposición por ambas partes para llegar a acuerdos por fin"

n Fuente: Faro De Vigo