Llega al Parlamento la polémica del carril bici A Ramallosa-Gondomar

La lluvia de críticas al mal llamado carril bici entre A Ramallosa y Gondomar continúa. El proyecto acumula un retraso de más de un año y, pese a no estar todavía finalizado, genera quejas tanto en la calle como en la escena política, y por parte de todos los bandos. Postes eléctricos en medio del vial, interrupciones abruptas del trayecto en los cruces de carreteras, vallas provisionales en varios puntos a lo largo de los 4 kilómetros de la senda mixta para peatones y cicloturistas que la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade puso en marcha en 2016 por 1,2 millones son las principales pegas que usuarios, vecinos y políticos ponen al sendero. En Marea exigirá al Gobierno gallego en el Parlamento la reparación de todos los "despropósitos" de esta obra que tachan de "carreiro pintado de marrón", que se ha convertido "ratonera" para quienes la utilizan. Así lo anunció el portavoz nacional de la formación, Luís Villares, ayer durante una visita que realizó acompañado de los representantes de Manifesto Miñor.

Buses, peaje y paseo fluvial

Villares cuestiona la "escasa utilidade" de la senda "que a Xunta vendeu no canto de presentar un proxecto de mobilidade serio para toda a comarca atendendo a criterios de utilidade pública. Unha proposta que como mínimo debería resolver o transporte de viaxeiros por estrada; comunicar internamente Gondomar e o Val Miñor e co exterior, suprimir a peaxe da AG57 para que funcione como vía de circunvalación; construir o demandado paseo fluvial pola beira do río Miñor uníndoo cos paseos da costa, e obviamente, construir o carril bici e as beirarrúas na estrada PO-340 que sexa digno de tal nome".

Los representantes autonómicos y locales de En Marea no son los únicos políticos que cuestionan la senda. Los alcaldes socialistas de Nigrán y Gondomar también se han mostrado críticos con el resultado del proyecto y hasta los dirigentes populares han dejado ver su disconformidad. Hace tan solo dos semanas que el jefe territorial de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, José Luis Díaz, visitaba el vial sin invitar a los regidores locales, pero sí acompañado de los portavoces del PP de Nigrán y Gondomar, Carlos Abal y Paula Bouzós, que le trasladaron las quejas vecinales al respecto. El responsable de la Xunta culpó de la situación a dos empresas: Naturgy y Movistar.

n Fuente: Faro De Vigo