Nigrán desaprueba cambios en el proyecto de la PO-552

La eliminación de la regulación semafórica a la altura del cruce de Cotros o la imposición del sentido único de circulación en las calles Mallón y Cruceiros, ambas de titularidad municipal, son algunas de las variaciones que motivaron al Concello de Nigrán a solicitar una reunión con la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, para incidir en que no se recojan de este modo en el proyecto, ya aprobado y adjudicado, de la mejora de la seguridad viaria en la PO-552. 
nDesde el consistorio nigranés lo tienen claro y aseguran que las modificaciones contempladas a lo largo del vial a su paso por el municipio “son perjudiciales” ya que se llevarían a cabo sin tener en cuenta la idiosincrasia de una zona en la que además “no existe problema alguno de siniestralidad”. 
nEl proyecto planteado por la Xunta fue aprobado el pasado mes de febrero y contempla un total de 10 expropiaciones comprendidas entre 4 y 171 metros cuadrados de terreno por solar, ubicados en suelo rústico y urbano por un valor total que ronda los 18.000 euros, entre la rotonda de acceso de la AG- 57 a la altura de Ureca hasta Sabarís. La intervención licitada inicialmente por un valor que rondaba los 400.000 euros, acaba de ser adjudicada a la empresa de Construcciones Taboada y Ramos por algo más de 318.000 euros y supondrá la eliminación de un tramo catalogado como punto negro. Sin embargo la Administración local asegura que hay muchas intervenciones planteadas a lo largo de los algo más de dos kilómetros de carretera afectada que precisamente provocarían el efecto contrario. 
nUna de las decisiones tomadas eliminaría el semáforo ubicado en la panadería la Pintora, aquí plantean la creación de un carril central de incorporación, la eliminación de la zona de aparcamiento y el sentido único de entrada al barrio en la rúa Mallón y de salida a la PO-552 en Cruceiros. “El hecho de suprimir el parking afectaría directamente a los establecimientos existentes ya que a largo plazo provocarían su cierre”, explicó el alcalde  Juan González. En cuanto al sentido único en caminos de titularidad municipal González mantiene que “perjudicarán mucho a los vecinos de la zona además de que estamos hablando de un núcleo en el que no se registran accidentes.”  
nAsí pues desde el Concello no entienden por qué desde la Xunta hicieron caso omiso a las alegaciones planteadas en un proyecto que trata de eliminar los puntos negros en dicho vial, una situación que según aseguran “se volvió a repetir en el entorno de Ureca”. Para esta zona solicitaron la creación de una acera a la altura de la entrada al complejo deportivo, así como para el acceso a la senda fluvial de Porto do Molle, sin embargo mantiene que recibieron la negativa de la Administración alegando que la existente en el margen izquierdo sentido A Ramallosa dan la cobertura necesaria.
n Fuente: Atlántico