Nigrán envía a la Xunta sus modificaciones urbanísticas

Nigrán da un respiro al bloqueo urbanístico existente tras aprobar provisionalmente la modificación del artículo 25 de las normas subsidiarias, NNSS, que rigen el planeamiento en el municipio vigente desde 1991. Ahora la pelota está en el tejado de la Xunta, que deberá de publicarlo en los boletines oficiales en un plazo máximo de tres meses.
nLa argumentación ofrecida por el edil de Urbanismo, Diego Moreira, para llevar a cabo tales correcciones en la ordenanza responden a las deficiencias detectadas en la oficina de área, sobre todo tras la entrada en vigor de la ley del Suelo de Galicia aprobada por la Xunta en 2016. Moreira explicó que al tratarse de una norma más permisiva  que las directrices recogidas en el artículo 25 de las normas municipales su aplicación genera conflictos legales. En este sentido aclaró que en la actualidad hay numerosos puntos en la ordenanza excesivamente estrictos, sobre todo en lo referente a dimensiones genéricas de accesos y en el campo de las rehabilitaciones en viviendas anteriores a 1975 o ubicadas en suelo rural. “La legislación  de la Xunta en este ámbito tiene una coletilla que desautoriza su aplicación en caso de existir normas más restrictivas aunque éstas sean de carácter local”, explicó el edil. Un hecho que hasta el momento imposibilitaba llevar a cabo obras de reforma, de redistribución o rehabilitación en inmuebles muy antiguos, ya que en este punto las NNSS solo permitirían actuar en caso de conservación, es decir, “para pintar o reparar tejados”. 
nOtro de los puntos que beneficiará en gran medida la reforma será en las dimensiones genéricas de caminos, que en un principio estaban marcados en 12 metros y ahora lo estarán en 8. Además para aquellos que están flanqueados por muros tradicionales podrán retranquearse hasta un metro si fuese necesario, “siempre y cuando se reconstruyan y exista un estudio que respalde las actuaciones”. 
nEsta fue una de las propuestas debatidas en el pleno ordinario celebrado ayer y que contó con la ausencia de dos ediles socialistas pese a que fue aprobada por unanimidad. El PP por su parte recordó que el documento más importante y prioritario es el PGOM, del que aseguraron está “estancado”. El alcalde Juan González, por su parte, recordó que se encuentran a la espera de recibir unos informes de la Xunta “solicitados en noviembre de 2018” que les permita seguir con el procedimiento. 
nAsí pues en la sesión, que contó con la aprobación de todos sus puntos, se dio por finalizada en poco menos de hora y cuarto. Se tocaron temas relativos a una modificación de crédito de cerca de 295.000 euros, a la aprobación inicial del inventario cuyo plazo de exposición pública se ampliará de uno a dos meses, una moción sobre la reducción de gases invernadero, una propuesta de apoyo a la campaña “emerxencia feminista” o la modificación del capítulo de inversiones de los presupuestos prorrogados de 2018. n
n Fuente: Atlántico