Una acumulación de espuma del mar en A Foz moviliza a Policía Local, Guardia Civil y Aqualia

Una falsa alarma de vertido en la parte nigranesa de la marisma de A Foz desató ayer por la tarde las alertas. Patrullas de la Policía Local y la Guardia Civil y técnicos de la concesionaria del servicio de saneamiento y abastecimiento de agua, Aqualia, así como el propio alcalde, Juan González, se desplazaron al lugar para comprobar que finalmente se trataba de espuma marina.

Viandantes avisaron de la presencia de lo que parecía un vertido químico en una zona de especial sensibilidad medioambiental, pero los expertos verificaron que el mar de fondo había causado el fenómeno.

n Fuente: Faro De Vigo