Nuevo método que evita las obras en colectores

n n nNigrán pone en práctica un novedoso sistema que repara pérdidas en los sistemas de saneamiento sin necesidad de abrir zanjas para sustituir los elementos dañados. Se trata de un sistema conocido como “encamisado” y que acaba de estrenarse en los colectores instalados en la alameda de San Campio en A Ramallosa con unos resultados 100% fiables. Fuentes municipales explicaron que las fugas detectadas en un tramo de 50 metros de tubería estaban provocando vertidos al estuario y que gracias a la aplicación del encamisado, éstas quedaron solucionadas en cuestión de horas. Pese a que por el momento solo se pusieron en práctica en conductos de saneamiento la metodología podría extenderse a la red de abastecimiento  con el ahorro económico que ello conlleva, además en el caso de Ramallosa habría que esperar a tener el visto bueno de al menos Patrimonio y Costas con lo que la reparación «podría demorarse semana e incluso meses». 
nEl «encamisado» consiste en introducir en el colector dañado una manga compuesta por materiales sintéticos tales como fibra de vidrio, poliéster y resinas epoxi que se fijan a las paredes internas aplicando aire a presión desde los extremos, formando un revestimiento permanente y con una vida útil estimada en 50 años. En el caso de la alameda, los trabajos fueron efectuados por la concesionaria del sistema municipal de abastecimiento, FCC Aqualia. Se desarrollaron en tan sólo una mañana sin la necesidad de limitar la circulación de peatones ni de vehículos en la zona de actuación.
n Fuente: Atlántico