Una familia con dos menores sale ilesa de una explosión de gas en Panxón

Una familia con dos niños menores de Panxón salió ilesa de la explosión de gas que tuvo lugar en su domicilio el pasado viernes. La deflagración se producía a las 20.45 horas de la noche en una casa de la calle Tomás Mirabell que hacía saltar por los aires tres paredes exteriores, dejando el interior de la vivienda a la vista.

La explosión se produjo debido a una fuga de gas de una bombona de butano, la cual creó una bolsa que, al entrar en contacto con el fuego de la chimenea, estalló y la "sobrepresión hizo que las paredes más débiles estallasen", indicaban los bomberos del GES de Val Miñor.

Esta sobrepresión y el que no se llegase a formar llamarada, fueron los factores clave para que la familia con los dos menores de diez años salieran sin ninguna quemadura ni lesión. La familia pasó la noche con un familiar cercano en otra localidad y se mantienen ahora a a la espera de que los técnicos indiquen si hay daños en la estructura de la vivienda o no.

A pesar de lo impactante del suceso, algunos vecinos próximos a la vivienda aseguraban que no escucharon la deflagración o que les había parecido el sonido de una "estantería cayendo".

Los bomberos del GES de Val Miñor se encargaron, a su llegada, de ventilar y supervisar la vivienda para evitar que se repitiese el incidente, así como también de retirar objetos personales de la familia. Además, debido a que parte de los cascotes fueron a parar a la azotea y la finca de una vivienda próxima, los bomberos también comprobaron que no existía riesgos en dicho domicilio.

Ayer por la mañana, ya con la luz del día, se examinaba la vivienda por si hubiese peligro de derrumbe. Al lugar del suceso también acudió la Policía Local de Nigrán.

n Fuente: Faro De Vigo