El monasterio de Oia recibe 10.000 visitas en diez meses

Desde que reabrió sus puertas el pasado 12 de abril tras dos años cerrado al público, el monasterio de Oia se ha consolidado como referente turístico de la comarca. Así lo acreditan las más de diez mil visitas que el monumento arquitectónico del siglo XII ha recibido en el marco de una agenda cultural que no solo exhibe la majestuosidad del único cenobio cisterciense junto al mar de Europa, sino que contribuye a divulgar su dilatada historia.

Inmersa todavía, tras más de cuatro años, en las negociaciones con la Corporación municipal para desarrollar el proyecto que permitirá rehabilitar el deteriorado conjunto y que creará un complejo hotelero de 70 habitaciones y una veintena de viviendas turísticas en sus proximidades por 29 millones de euros, la propiedad, la sociedad Real Monasterio de Oia, ha decidido iniciar una nueva etapa para dar a conocer la relevancia cultural del espacio tras más de 880 años de vida de espaldas al público. Para ello, además de reactivar las visitas guiadas, la compañía ha impulsado charlas, conciertos y hasta talleres, cursos o sesiones de cine mudo musicado en directo.

Entre todas estas iniciativas, destaca la reciente exposición de los "guernicas" de Oia, los grafitos que los presos del campo de concentración franquista que ocupó el monasterio durante la guerra civil, recuperados para la ocasión de las paredes interiores del inmueble.

Todo el trabajo se resume en la Memoria de Sostibilidade que la sociedad ha hecho pública esta semana para incidir una vez más en la necesidad de desarrollar el proyecto turístico y cultural para evitar el deterioro del conjunto. Según explica el director general de Real Monasterio de Oia, Xoán Martínez, "todas estas iniciativas se enmarcan en un compromiso sostenible que tiene como eje no solo el ámbito medioambiental, sino aspectos como la sostenibilidad económica, social y cultural". "Galicia tiene serios restos inmediatos como el abandono del rural, la falta de empleo, el urbanismo o la puesta en valor de su inmenso patrimonio. El proyecto del monasterio de Oia trabaja cada día por formar parte de la solución de esos desafíos", subraya.

n Fuente: Faro De Vigo