La manada de A Groba baja a la Arribada

Galopaban por la Serra da Groba mucho antes de que Martín Alonso Pinzón convirtiese a Baiona en la primera localidad europea en saber del Descubrimiento de América y han permanecido ajenos a la conmemoración del gran hito histórico de la villa real en sus 25 años de historia. Los caballos salvajes de pura raza gallega irrumpieron ayer por primera vez en la Festa da Arribada como gran novedad de una edición que pretende poner en valor una especie que forma parte de la identidad de la comarca y que da vida al espectáculo etnográfico de los curros. Los monjes de Oia ya los criaban en libertad allá por el siglo XII y hay diversos petroglifos que dan fe de sus presencia en los montes miñoranos en la Edad de Bronce, hace unos 4.000 años.

Los llamados garranos forman parte de una de las últimas manadas de équidos salvajes de Europa y salvarlos del peligro de extinción es el objetivo de la asociación Finca Moreiras de Oia, que trata de divulgar la singularidad de la especie entre los más jóvenes para hacer realidad aquello de que solo se cuida lo que se quiere. En el establo medieval que ha instalado en el parque de a Palma muestra cómo cepillarlos, herrarlos y ofrece bautismos hípicos por A Concheira.

Es la edición de la Arribada que apuesta por el respeto a los animales y por eso el Concello ha eliminado la exposición de ejemplares exóticos y de granja y ha dejado únicamente hueco para las "burras" y los bueyes de raza autóctona.

Muchas mascotas agradecerán también la eliminación de los fuegos artificiales y de las tradicionales salvas de cañones. Una medida para evitar malos ratos a personas con autismo, hiperacusia u otros trastornos.

Y es que la Festa da Arribada 2020 se presenta como la más integradora y en su tradicional representación teatral, con función prevista hoy a las 20.00 y mañana domingo a las 18.00 en la playa de A Ribeira, participan en esta ocasión dos actrices invidentes y dos intérpretes de lengua de signos que traducirán el espectáculo a las personas sordas que deseen disfrutarla en un espacio reservado en la grada. Las cuatro forman parte del elenco de una treintena de de actores, entre los que aparecen caras conocidas de la escena gallega como Sergio Zearreta, nominado a dos premios María Casares de teatro por "Fariña" ; Tito Asorey, también nominado en dos categorías por "O Empapelado amarelo"; Avelino González o Fran Paredes, entre otros. Todos ellos se reunieron ayer para el ensayo general con la vista puesta en las previsiones meteorológicas. Baiona cruza los dedos en su fin de semana grande.

n Fuente: Faro De Vigo