La falta de secretario municipal pone en jaque las elecciones del 5-A en Gondomar

Las corporaciones municipales tienen hasta mañana, día 11, para configurar las mesas electorales de cara a las autonómicas del 5 de abril y en Gondomar todo apunta a que no se cumplirá el plazo establecido. El Concello lleva desde el pasado miércoles, día 4, sin secretario municipal y el alcalde, Francisco Ferreira, asegura que no puede convocar el pleno extraordinario del sorteo en el que se designan los presidentes y vocales encargados de controlar las votaciones en los colegios.

El regidor envió ayer mismo sendas cartas a la Junta Electoral Central y a la Subdelegación del Gobierno para informar de la situación, de la que culpa a la Xunta de Galicia, "por no darnos una solución y por provocar que se paralice un Concello de esta forma".

El secretario titular cayó de baja a finales de enero y el gobierno municipal colocó en el puesto a otro funcionario de forma accidental. Pero la normativa, según indica el regidor, solo permite la provisionalidad de un cargo como este durante un mes.

Ferreira solicitó a la Dirección Xeral de Administración Local de la Xunta el pasado 27 de febrero una alternativa y el organismo autonómico contestó ayer. Ofrecía tres alternativas: cubrir la vacante con un funcionario interino de la bolsa autonómica de habilitados nacionales para cubrir las necesidades de los ayuntamientos gallegos que lo necesiten, recurrir a la prestación de servicios de asistencia de la Diputación para ausencias temporales, o bien solicitar que se desplace por acumulación de funciones un secretario de otro municipio.

Ferreira acusa al departamento de "pasividad" por "señalar opciones sin facilitar ninguna de ellas", mientras el Ejecutivo gallego apunta a que ofreció alternativas "sin que el Concello contestase por cuál de ellas se decantaba".

"Si quieren que Gondomar vote más tarde en las autonómicas, allá ellos", lamentó el regidor, quien denuncia la situación de parálisis administrativa que vive el municipio. La ausencia de secretario impide convocar plenos, de manera que fue suspendido el ordinario previsto para ayer mismo, así como la comisión informativa del viernes y la junta de gobierno. Tampoco es posible remitir solicitudes de subvenciones con plazos al límite y el gobierno local ha remitido alguna sin la firma del funcionario en cuestión.

n Fuente: Faro De Vigo